¿como se llama el primer satelite enviado al espacio desde la tierra?

¿qué país lanzó el sputnik 1?

El número de catálogo de los satélites (también conocido como número de catálogo del NORAD (Defensa Aeroespacial Norteamericana), ID del NORAD, número de objeto del USSPACECOM o simplemente número de catálogo, entre otras variantes similares) es un número secuencial de nueve dígitos asignado por el Mando Espacial de los Estados Unidos (USSPACECOM) por orden de lanzamiento o descubrimiento a todos los objetos artificiales en las órbitas de la Tierra y a los que abandonaron la órbita terrestre.[1] El primer objeto catalogado, número de catálogo 1, es el vehículo de lanzamiento del Sputnik 1, habiéndose asignado el número de catálogo 2 al satélite Sputnik 1.[2].

Los objetos que no llegan a orbitar o lo hacen por poco tiempo no se catalogan[3] El tamaño mínimo de los objetos en el catálogo es de 10 centímetros de diámetro[4] A fecha de 11 de junio de 2021[actualización], el catálogo enumera 48.833 objetos, entre los que se encuentran 11.264 satélites que han sido puestos en órbita después de 1957. [5] 21.197 de los objetos fueron rastreados activamente, mientras que 1.374 se perdieron.[6] La ESA estima que hay alrededor de 34.000 piezas de desechos en órbita que son lo suficientemente grandes como para que el USSTRATCOM los rastree a partir de enero de 2019.[7]

Aryabhata

Sputnik 1NSSDCA/COSPAR ID: 1957-001BDescripciónLa nave espacial Sputnik 1 fue el primer satélite artificial que se puso con éxito en órbita alrededor de la Tierra y fue lanzada desde el cosmódromo de Baikonur, en Tyuratam (370 km al suroeste de la pequeña ciudad de Baikonur), en Kazajstán, entonces parte de la antigua Unión Soviética. La palabra rusa «Sputnik» significa «compañero» («satélite» en el sentido astronómico).

En 1885, Konstantin Tsiolkovsky describió por primera vez en su libro Sueños de la Tierra y el Cielo cómo podía lanzarse un satélite de este tipo a una órbita de baja altura. Fue el primero de una serie de cuatro satélites que formaban parte del programa Sputnik de la antigua Unión Soviética y que estaba previsto como contribución al Año Geofísico Internacional (1957-1958). Tres de estos satélites (Sputnik 1, 2 y 3) alcanzaron la órbita terrestre.

El satélite Sputnik 1 era una esfera de aluminio de 58,0 cm de diámetro que llevaba cuatro antenas en forma de látigo de 2,4 a 2,9 m de longitud. Las antenas parecían largos «bigotes» apuntando hacia un lado. La nave obtuvo datos relativos a la densidad de las capas superiores de la atmósfera y a la propagación de las señales de radio en la ionosfera. Los instrumentos y las fuentes de energía eléctrica estaban alojados en una cápsula sellada e incluían transmisores que funcionaban a 20,005 y 40,002 MHz (unos 15 y 7,5 m de longitud de onda), y las emisiones tenían lugar en grupos alternos de 0,3 s de duración. La telemetría descendente incluía datos sobre las temperaturas en el interior y en la superficie de la esfera.

Wikipedia

La crisis del Sputnik fue un periodo de miedo y ansiedad pública en las naciones occidentales por la percepción de la brecha tecnológica entre Estados Unidos y la Unión Soviética causada por el lanzamiento del Sputnik 1 por parte de los soviéticos, el primer satélite artificial del mundo[1]. La crisis fue un acontecimiento importante en la Guerra Fría que desencadenó la creación de la NASA y la Carrera Espacial entre las dos superpotencias. El satélite fue lanzado el 4 de octubre de 1957 desde el cosmódromo de Baikonur. Esto creó una reacción de crisis en periódicos nacionales como el New York Times, que mencionó el satélite en 279 artículos entre el 6 de octubre de 1957 y el 31 de octubre de 1957 (más de 11 artículos por día)[2].

Estados Unidos era la potencia mundial dominante a principios de la década de 1950. Los vuelos del avión espía Lockheed U-2 sobre la Unión Soviética proporcionaron información sobre la ventaja de EE.UU. en cuanto a la capacidad nuclear[3][4]. Sin embargo, se identificó una brecha en la educación cuando los estudios realizados entre 1955 y 1961 informaron de que la Unión Soviética estaba formando de dos a tres veces más científicos por año que EE.UU.[5] El lanzamiento y la órbita del Sputnik 1 sugirieron que la Unión Soviética había dado un salto sustancial en la tecnología, lo que se interpretó como una grave amenaza para la seguridad nacional de EE.UU., lo que impulsó a EE.UU. a realizar considerables inversiones federales en investigación y desarrollo, educación y seguridad nacional. [El cohete Juno I, que transportaba el primer satélite estadounidense Explorer 1, había estado listo para ser lanzado en 1956, pero el hecho era clasificado y desconocido por el público[6]. El PGM-19 Júpiter del Ejército, del que se derivaba Juno, había sido archivado por orden del Secretario de Defensa Charles Erwin Wilson en medio de la rivalidad interservicios con el PGM-17 Thor de la Fuerza Aérea estadounidense[6].

Scatsat-1

El Sputnik 2 (pronunciación rusa: [ˈsputʲnʲɪk], ruso: Спутник-2, Satélite 2), o Prosteyshiy Sputnik 2 (PS-2, ruso: Простейший Спутник 2, Satélite 2 más simple) fue la segunda nave espacial lanzada a la órbita terrestre, el 3 de noviembre de 1957, y la primera en llevar un animal vivo, una perra espacial soviética llamada Laika. Laika murió en la cuarta órbita debido a un sobrecalentamiento provocado por un mal funcionamiento del aire acondicionado[2].

Lanzado por la URSS, El Sputnik 2 era una cápsula en forma de cono de 4 metros de altura (13 pies) con un diámetro en la base de 2 metros (6,6 pies) que pesaba alrededor de 500 kilogramos (1.100 libras), aunque no estaba diseñada para separarse del núcleo del cohete que la puso en órbita, con lo que la masa total en órbita era de 7,79 toneladas (17.200 libras)[3] Contenía varios compartimentos para transmisores de radio, un sistema de telemetría, una unidad de programación, un sistema de regeneración y control de la temperatura de la cabina e instrumentos científicos. En otra cabina sellada se encontraba la perra Laika.

Los datos de ingeniería y biológicos se transmitieron mediante el sistema de telemetría Tral D, transmitiendo datos a la Tierra durante un periodo de 15 minutos en cada órbita. A bordo había dos fotómetros para medir la radiación solar (emisiones ultravioleta y de rayos X) y los rayos cósmicos. Una cámara de televisión de 100 líneas proporcionaba imágenes de Laika[4].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad