¿cual es el futuro de nuestro sistema solar?

10:00hhistoria y futuro del sistema solar en planetballsyoutube – 11 jul 2021

El Sol es ahora mismo una estrella de mediana edad. Ha existido durante unos 5.000 millones de años, y seguirá brillando, prácticamente sin cambios, durante otros 5.000 millones más. En ese momento, sufrirá grandes cambios que pondrán fin al Sistema Solar tal y como lo conocemos. Para entender estos cambios, primero debemos comprender de dónde proviene la energía del Sol.

Como todas las estrellas, el Sol está formado principalmente por hidrógeno. Este es el más simple de todos los átomos. Como el Sol es tan grande y su gravedad es tan fuerte, los átomos de hidrógeno que se encuentran cerca del centro del Sol -en su núcleo- están sometidos a una presión extrema, y se aprietan mucho entre sí. A veces, cuatro de estos átomos se aprietan tanto entre sí que chocan con la fuerza suficiente para pegarse permanentemente, formando un nuevo átomo más grande y complejo: el helio. Este proceso se denomina fusión nuclear y, cuando se produce, se libera una pequeña cantidad de energía en forma de calor y luz. Debido al enorme tamaño del Sol, esas pequeñas cantidades de energía se suman a una cantidad enorme y la fusión nuclear es lo que impulsa al Sol. (La producción de energía en el núcleo del sol por metro cúbico es más o menos la misma que la de los reptiles comunes, así que lo que importa aquí es el tamaño).

Línea de tiempo del futuro de la tierra

Este artículo trata sobre el futuro lejano postulado por la ciencia. Para listas relacionadas, véase Lista de acontecimientos astronómicos futuros, Futuro lejano en la ficción y Futuro lejano en la religión. Para el futuro más cercano, véase Tercer milenio.

Aunque el futuro no puede predecirse con certeza, los conocimientos actuales en varios campos científicos permiten predecir algunos acontecimientos del futuro lejano, aunque sólo sea a grandes rasgos. [1] [2] Estos campos incluyen la astrofísica, que estudia cómo se forman, interactúan y mueren los planetas y las estrellas; la física de partículas, que ha revelado cómo se comporta la materia en las escalas más pequeñas; la biología evolutiva, que predice cómo evolucionará la vida a lo largo del tiempo; la tectónica de placas, que muestra cómo se desplazan los continentes a lo largo de milenios; y la sociología, que examina cómo evolucionan las sociedades y las culturas humanas.

Las líneas de tiempo que se muestran aquí abarcan acontecimientos desde el comienzo del cuarto milenio (que empieza en el año 3001 de la era cristiana) hasta los confines del tiempo futuro. Se enumeran una serie de acontecimientos futuros alternativos para dar cuenta de cuestiones aún no resueltas, como si los seres humanos se extinguirán, si los protones se descomponen y si la Tierra sobrevive cuando el Sol se expanda hasta convertirse en una gigante roja.

El futuro de la tierra

El Sol es ahora mismo una estrella de mediana edad. Ha existido durante unos 5.000 millones de años y seguirá brillando, prácticamente sin cambios, durante otros 5.000 millones más. En ese momento, sufrirá grandes cambios que pondrán fin al Sistema Solar tal y como lo conocemos. Para entender estos cambios, primero debemos comprender de dónde proviene la energía del Sol.

Como todas las estrellas, el Sol está formado principalmente por hidrógeno. Este es el más simple de todos los átomos. Como el Sol es tan grande y su gravedad es tan fuerte, los átomos de hidrógeno que se encuentran cerca del centro del Sol -en su núcleo- están sometidos a una presión extrema, y se aprietan mucho entre sí. A veces, cuatro de estos átomos se aprietan tanto entre sí que chocan con la fuerza suficiente para pegarse permanentemente, formando un nuevo átomo más grande y complejo: el helio. Este proceso se denomina fusión nuclear y, cuando se produce, se libera una pequeña cantidad de energía en forma de calor y luz. Debido al enorme tamaño del Sol, esas pequeñas cantidades de energía se suman a una cantidad enorme y la fusión nuclear es lo que impulsa al Sol. (La producción de energía en el núcleo del sol por metro cúbico es más o menos la misma que la de los reptiles comunes, así que lo que importa aquí es el tamaño).

Futuro lejano

Este artículo trata sobre el futuro lejano postulado por la ciencia. Para listas relacionadas, véase Lista de acontecimientos astronómicos futuros, Futuro lejano en la ficción y Futuro lejano en la religión. Para el futuro más cercano, véase Tercer milenio.

Aunque el futuro no puede predecirse con certeza, los conocimientos actuales en varios campos científicos permiten predecir algunos acontecimientos del futuro lejano, aunque sólo sea a grandes rasgos. [1] [2] Estos campos incluyen la astrofísica, que estudia cómo se forman, interactúan y mueren los planetas y las estrellas; la física de partículas, que ha revelado cómo se comporta la materia en las escalas más pequeñas; la biología evolutiva, que predice cómo evolucionará la vida a lo largo del tiempo; la tectónica de placas, que muestra cómo se desplazan los continentes a lo largo de milenios; y la sociología, que examina cómo evolucionan las sociedades y las culturas humanas.

Las líneas de tiempo que se muestran aquí abarcan acontecimientos desde el comienzo del cuarto milenio (que empieza en el año 3001 de la era cristiana) hasta los confines del tiempo futuro. Se enumeran una serie de acontecimientos futuros alternativos para dar cuenta de cuestiones aún no resueltas, como si los seres humanos se extinguirán, si los protones se descomponen y si la Tierra sobrevive cuando el Sol se expanda hasta convertirse en una gigante roja.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad