¿que hay mas alla del último planetas del sistema solar?

¿que hay mas alla del último planetas del sistema solar?

Planeta plutoenano

Hace casi ochenta años, un astrónomo que trabajaba en el Observatorio Lowell, en Estados Unidos, hizo un descubrimiento que acabaría iniciando un cambio drástico en la forma de ver nuestro Sistema Solar. El joven astrónomo era Clyde Tombaugh, un asistente de observación que trabajaba en el observatorio que hizo famoso el gran astrónomo Percival Lowell. Tombaugh continuaba la búsqueda de un planeta esquivo -el planeta X- que Lowell había creído (erróneamente) que era el responsable de perturbar las órbitas de Urano y Neptuno. Al cabo de un año, después de pasar numerosas noches en el telescopio exponiendo placas fotográficas y meses escudriñándolas tediosamente en busca de señales de un planeta, Tombaugh vio lo que buscaba. Hacia las cuatro de la tarde del 18 de febrero de 1930, Tombaugh comenzó a comparar dos placas tomadas en enero de ese año que mostraban una región en la constelación de Géminis. Al pasar de una placa a la otra, tratando de ver si algo se movía ligeramente entre las dos (el signo revelador del planeta que estaba buscando), vio algo. En una parte del encuadre, un pequeño objeto revoloteó unos milímetros mientras cambiaba entre las dos placas. Tombaugh había encontrado su nuevo planeta. (Stern & Mitton, 2005)

Eris

Los científicos creen que podría haber un noveno planeta en nuestro sistema solar, acechando en algún lugar más allá de Neptuno, pero no se emocionen demasiado, porque no se trata de Plutón. Se trata más bien de la historia de un misterioso planeta del tamaño de la Tierra o Marte que podría haber girado más allá del cinturón de asteroides, entre los gigantes gaseosos, antes de que éstos acabaran arrastrando a este potencial «Planeta 9» hacia los confines de nuestro sistema solar… o incluso hacia el espacio profundo. La teoría tiene sentido a primera vista: Después de todo, Júpiter tiene fama de matón. Eso es lo que dicen dos investigadores de la Universidad de Columbia Británica y de la Universidad de Arizona, que han estudiado varias simulaciones por ordenador de la evolución de nuestro sistema solar. Sus conclusiones se exponen en un nuevo artículo, publicado el mes pasado en la revista Annual Review of Astronomy and Astrophysics.

En él, los científicos especulan con que hay algo que falta en esos modelos, como el hecho de que nuestro sistema solar tendría cuatro gigantes gaseosos seguidos (Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno) y luego ningún otro planeta más que planetas enanos pequeños e irregulares como Plutón. «La lógica sugiere que debería haber algunos planetas de otros tamaños, y sus simulaciones los respaldan», informa Phys.org. «Añadir otro planeta del tamaño de la Tierra o Marte al sistema solar exterior, quizás entre dos de los gigantes gaseosos, produce un modelo más preciso, al menos durante las primeras etapas de desarrollo». La nueva investigación se centra en la posición inicial de este «Planeta 9» -nombre común para el conjunto de hipótesis sobre un potencial noveno planeta fuera de la zona principal de nuestro sistema solar-. El Planeta 9 podría ser un agujero negro, por ejemplo, o podría tener 10 veces el tamaño de la Tierra.

Neptuno

Este artículo trata sobre el hipotético planeta sugerido por primera vez en 2014. Para el planeta enano previamente clasificado como el noveno planeta del Sistema Solar, véase Plutón. Para otros usos, véase Noveno planeta (desambiguación).

Planeta NueveImpresión de un artista del Planeta Nueve eclipsando la Vía Láctea central, con el Sol en la distancia; la órbita de Neptuno se muestra como una pequeña elipse alrededor del Sol (Ver versión etiquetada)Características orbitalesAfelio560+260-140 UA[1]Perihelio340+80-70 UA[1]Eje semimayor460+160-100 UA[1]Excentricidad0. 2-0,5[2]Período orbital9.900+5.500-3.100 años[A]Inclinación16±5°[3]Argumento del perihelio150° (est.)[4]Características físicasMasa6,3+2,3-1,5 MEarth[1]Magnitud aparente~21[3]

El Planeta Nueve es un hipotético planeta de la región exterior del Sistema Solar[2][4] Sus efectos gravitatorios podrían explicar la peculiar agrupación de órbitas de un grupo de objetos transneptunianos extremos (ETNO), cuerpos más allá de Neptuno que orbitan alrededor del Sol a distancias que superan en promedio las 250 veces la de la Tierra. Estos ETNOs tienden a realizar sus aproximaciones más cercanas al Sol en un sector, y sus órbitas están igualmente inclinadas. Estas alineaciones sugieren que un planeta aún no descubierto podría estar guiando las órbitas de los objetos más distantes del Sistema Solar conocidos[4][5][6] No obstante, algunos astrónomos cuestionan la idea de que el hipotético planeta exista y afirman, en cambio, que la agrupación de las órbitas de los ETNOs se debe a sesgos de observación, resultantes de la dificultad de descubrir y seguir estos objetos durante gran parte del año[7].

Planetas

Al medir el tamaño (diámetro) y la masa (peso) de los exoplanetas, podemos observar composiciones que van desde muy rocosas (como la Tierra y Venus) hasta muy ricas en gas (como Júpiter y Saturno). Los exoplanetas están formados por elementos similares a los de los planetas de nuestro sistema solar, pero sus mezclas de esos elementos pueden ser diferentes. En algunos planetas puede predominar el agua o el hielo, mientras que en otros predomina el hierro o el carbono. Hemos identificado mundos de lava cubiertos de mares fundidos, planetas hinchados de la densidad de la espuma de poliestireno y núcleos densos de planetas que aún orbitan alrededor de sus estrellas.

Los primeros exoplanetas se descubrieron en la década de 1990 y desde entonces hemos identificado miles utilizando diversos métodos de detección. Es bastante raro que los astrónomos vean un exoplaneta a través de sus telescopios de la misma manera que se puede ver Saturno a través de un telescopio desde la Tierra. A esto se le llama imagen directa, y sólo se ha encontrado un puñado de exoplanetas de esta manera (y estos tienden a ser jóvenes planetas gigantes gaseosos que orbitan muy lejos de sus estrellas).

Ahora vivimos en un universo de exoplanetas. El número de planetas confirmados se cuenta por miles y va en aumento. Eso es sólo de una pequeña muestra de la galaxia en su conjunto. El recuento podría llegar a las decenas de miles dentro de una década, a medida que aumentemos el número y la potencia de observación de los telescopios robóticos lanzados al espacio.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad